GATOS PERSAS

El persa es una raza de gatos antigua, su popularidad se vio incrementada cuando la reina Victoria y otros miembros de la realeza se enamoraron de esta impresionante raza. Se introdujeron en los Estados Unidos a finales del siglo XIX y no tardaron en ganar admiradores.

Su elegancia y largo pelaje lo hacen muy apetecido por las personas, además tienen un temperamento tranquilo y cariñoso lo que lo hace  perfecto para vivir en  familia. De porte aristocrático y perezoso, el gato persa es uno de los felinos domésticos más queridos y admirados.

La formación del Persa como raza se produjo en Gran Bretaña, pero su anatomía ha ido cambiando y evolucionando de la mano de los criadores, especialmente de los estadounidenses, quienes seleccionaron un tipo cada vez más chato y que hoy día es el gato más abundante en las exposiciones internacionales. Esto último, hace que los gatos persas al ser animales braquicéfalos, sean propensos a sufrir de algunas patologías. (Puedes ver nuestro artículo sobre esta condición aquí https://petmas.masfinca.com/braquicefalos/)

Es necesario controlar su alimentación para que se mantenga en buena forma. Dado que esta raza no tiene fama de realizar mucho ejercicio enérgico, es necesario vigilar su alimentación y asegurarse de que practique ejercicio con regularidad. Eso significa que el persa debe hacer ejercicio para mantenerse en perfecta forma física. Aunque a los persas les gusta jugar con sus propietarios y jugarán con juguetes interactivos, perseguirán pelotas y atacarán ratones de peluche, eso no quita que puedas tener que insistir para que haga ejercicio a diario, pues son sedentarios y perezosos. Hay que darle una buena comida para gato que supla todas las necesidades que la raza requiere.

Es fundamental cuidar su pelo a diario. Se debe cepillar y peinar para evitar la formación de enredos. Además, hay que limpiar su cara plana con regularidad y cuidado, puesto que suele depositarse lágrimas en exceso en la cara, esto debido también a su condición de braquicéfalo.

La raza de los gatos Persas es considerada una de las más mimosas, tranquilas y presumidas, pues demanda grandes dosis de atención con frecuencia. Es de naturaleza amigable y cariñosa y por esto les encanta la compañía.

El gato Persa destaca sobre las demás razas por su pelo extraordinariamente denso y largo y por su nariz chata. Estas dos cuestiones determinan su alimentación, la primera por los nutrientes (ácidos grasos para la salud de su piel, pero también fibras específicas para estimular el tránsito intestinal y expulsar de forma natural el pelo que ha ingerido) y la segunda por la forma particular de tomar el alimento y de masticarlo, para lo que las croquetas deben estar adaptadas en forma, tamaño y textura.

Es muy importante darle el alimento para mascotas más indicado de acuerdo a sus características, por esto, a partir del momento en que se hace adulto, la comida más adaptada a sus necesidades es  Royal Canin Persa

 

**Algunos datos fueron tomados de royalcanin.es