GATO SPHYNX

También conocidos como esfinge o gato egipcio, esta particular raza es reconocida y llamativa por su aparente ausencia de pelaje. El origen de los gatos esfinge o sphynx no está muy claro, su existencia se remonta al periodo de los aztecas, quienes habrían tenido gatos sin pelo hace muchos siglos. Sin embargo, estos pequeños felinos no están relacionados con los esfinges actuales. El sphynx es de origen canadiense, en 1966 una gata doméstica parió un gatito negro sin pelo y, con él, comenzó la cría de una nueva raza.

Muchas personas creen que esta raza de gato no tiene pelo, pero esto no es así. Los sphynx tienen una textura como la de la piel de melocotón o la gamuza. Está recubierto de un vello muy fino y corto, prácticamente imperceptible a nuestros ojos y nuestro tacto, pero está ahí.

El hecho de carecer de pelaje no les afecta mucho en su vida diaria. No es un defecto, no es una enfermedad, simplemente una característica genética. De hecho, al no tener pelo, su cuerpo lo compensa con una temperatura corporal hasta 4 grados superior al resto de gatos. Asimismo, la ausencia de bigote no le impide ser un magnifico cazador de roedores como cualquier otro felino. Al tener esta condición, sí se debe tener algunos cuidados especiales. Aquí te contamos los más importantes:

No soportan los climas extremos, al tener muy poco abrigo o prácticamente carecer de el no puede estar expuesto al sol. Su piel es muy delicada y se quema con mucha facilidad. Hay que estar muy pendiente de que no le dé un golpe de calor. En invierno, en cambio, son muy sensibles al frío. Es bueno que use ropa para gatos y que dejes algunas mantas y cobijas en su cama, para que se refugie si lo necesita.

El gato Sphynx necesita de una alimentación especial. Poseen un metabolismo muy acelerado que les sirve como regulador de su temperatura, algo muy necesario al no tener pelo corporal. Esta es la razón por la que requieren más cantidad de comida que el resto de razas de gatos. Busca una alimentación equilibrada, comida para gato esfinge o en su defecto concentrado para gato de la mejor calidad. Esta es más completa con más proteína y grasas.

El gato Esfinge, suda. Al hacerlo excretan una sustancia oleaginosa que les ayuda a mantener hidratada su piel. Ellos además no son gatos que les guste acicalarse, así que tendrás que ser tú quien los asee. Es recomendable un baño al mes. De todos modos debes estar pendiente de cuánto se ha ensuciado tu gato, para proporcionarle la higiene que necesita y que no tenga infecciones en la piel. Recuerda limpiar bien los pliegues y entre sus arrugas.

Estos gatos no tienen pestañas, por lo que es necesario que estés pendiente de sus ojos. Compra productos especiales para su limpieza y ten siempre en cuenta que es una zona muy delicada. Para quitar el exceso de lagañas y cualquier sustancia que les moleste, puedes utilizar suero salino y gasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *