Envío GRATIS por compras superiores a

$65.000

*Aplican términos y condiciones

Asset 1@2x
Asset 2@2x
Espiritualidad en las mascotas@4x

ESPIRITUALIDAD EN LAS MASCOTAS

febrero 15, 2022

Por: Melissa Bustamante

Más que compañía, tu mascota tiene una misión espiritual

Cuando lo viste en esa foto en Instagram no sospechabas que iba a cambiar tu vida. Cuando lo recogiste en ese refugio no imaginaste que te iba a robar el corazón de la manera en que lo hizo. Esa primera mirada que compartieron te hizo saber que tú no lo escogiste… fue él quien te eligió a ti.

Tener un perro o un gato es tener en casa un miembro de la familia que no habla pero entiende todo lo que le dices, y que, más que para hacerte compañía, llegó a tu vida con un propósito especial. No es casualidad, y seguramente muchos no creerán que sea cierto, pero el amor, el afecto y la lealtad que te da tu mejor amigo no vas a encontrarlo en nadie más.

Una compañía incondicional

Cuando un perro llega a la familia se convierte en el compañero más fiel. Sigue los pasos de quienes viven con él, espera pacientemente su momento de salir a pasear, comunica sus deseos con miradas y ladridos y aprende fácilmente lo que su familia quiere enseñarle. Es un animal que se considera un ángel guardián en la vida del hogar que lo recibe; sabe hacerle honor a la frase que dice que el perro es el mejor amigo del hombre.

En el caso de un animal tan particular como lo es el gato, se tiene la creencia de que es él quien elige en qué hogar estar, y desde el primer día comienza a cumplir su misión en tu vida, que va más allá de acompañarte y hacerte feliz. Existe la creencia de que los gatos llegan a nuestras vidas para recargarse de toda la energía negativa que nos rodea, y que por eso duermen tanto; porque es durante sus horas de sueño cuando logran liberar toda esa energía.

Contigo desde tiempos inmemoriales

Mientras en la antigua Grecia se creía que los perros eran genios, poseedores de un espíritu elevado y grandes compañeros de aprendizaje, en el antiguo Egipto los gatos eran animales sagrados, venerados por faraones y poblaciones enteras que los consideraban curativos, limpios y guardianes de almas.

De ambas especies se ha pensado que son capaces de percibir malas energías y alejarlas del hogar en el que viven, de convertirse en compañías emocionales inigualables capaces de ayudar a sobrellevar enfermedades físicas e incluso trastornos mentales y de personalidad.

En cualquiera de los dos casos, sea perro o gato, y sin importar la época, sabes que tu mejor amigo con pelos es el compañero que siempre te va a escuchar cantar, contar tus chistes malos o cómo estuvo tu día. Va a estar dispuesto a dormir contigo, a acompañarte en tus lágrimas y en tu cotidianidad. En pocas palabras, el que va a estar siempre, sin juzgarte, sin criticarte y sin cuestionarte.

¿Y entonces cuál es su misión?

Existe una creencia que cuenta que nuestras mascotas nos salvan de sucesos terribles, sean físicos o emocionales. Un accidente, enfermedad, depresión, duelos, etc. Ellos llegan a nuestra vida o están en ella en los momento que más los necesitamos así no lo pensemos. Nos ayudan a superar obstáculos y hacer las cargas más livianas, nos cambian el rumbo y  a veces no nos damos cuenta. Ellos absorben cargas anímicas de sus amos que lastimosamente en ocasiones les causan enfermedades e incluso su muerte y de esta forma nos salvan.

Tienes una tristeza, una enfermedad, soledad, o simplemente espacio extra para darle hogar. Si no sabes cuál es la misión de tu mejor amigo en tu vida, no pasa nada: él sí la tiene clara y va a cumplirla todos los días. ¡Corre a consentirlo y a darle siempre las gracias!

 

 

Preguntar ahora!
Hola 👋 ¿Te podemos ayudar?