EMBARAZO PSICOLÓGICO

Lo primero que es importante saber, es que la pseudogestación canina, llamada también  embarazo psicológico, no es una enfermedad psicológica sino que es un estado fisiológico de la perra que se debe a la acción hormonal.  Este trastorno, que se produce en los animales domésticos, no tiene una causa específica; sin embargo, está demostrado que las hembras que  no están esterilizadas son mucho más vulnerables.

Los síntomas físicos del embarazo psicológico en perras incluyen abdomen inflamado, aumento del tamaño de las mamas y producción de leche. Pero no solo eso. También presentan síntomas psicológicos, pues tratan objetos o juguetes como si fueran cachorros, sufren inquietud, nerviosismo y, en algunos casos, incluso señales de parto. Otros signos son la preparación del nido, llantos o quejidos, pérdida de apetito, rascado del suelo y paredes o negativas a salir a pasear. Estos síntomas no tienen por qué producirse a la vez, pero cuando el trastorno es serio, es importante recurrir al veterinario.

Aunque parezca algo extraño, es muy común que esto suceda, una de cada dos perras experimenta embarazo psicológico en su vida. Este fenómeno se produce por causas de supervivencia y proviene del antepasado salvaje de los perros: los lobos. Algunas investigaciones dicen que el embarazo psicológico de las hembras caninas es un mecanismo de supervivencia desarrollado en su especie. De esta forma, en estado salvaje, una hembra sería capaz de criar una camada, aunque la madre biológica haya muerto.

La pseudogestación puede provocar problemas si hay una producción excesiva de leche. En estos casos, el animal puede llegar a sufrir una mastitis a causa de la obstrucción de los conductos de la leche, se trata de una infección bastante molesta y dolorosa. Por otra parte, hay algunos estudios científicos que investigan la relación entre la prolactina y el cáncer de mama en perras, ya que existe la posibilidad de que suceda.

La mejor manera de prevenir los embarazos psicológicos es esterilizando nuestra mascota. Así, además, se evitarán embarazos no deseados, abandono, tumores en las mamas, cáncer de útero o infecciones en el aparato reproductor. Recuerda que la esterilización es un acto de responsabilidad y amor.

 

**Algunos datos fueron tomados de misanimales.com