CUIDADO DE MASCOTAS EN NAVIDAD

Ante las celebraciones de Navidad y Año Nuevo, no solo los adultos se estresan por las compras o preparativos para las reuniones familiares o de amigos sino también las mascotas.

Por diferentes motivos, generalmente estos tiempos son los más estresantes para los perros y gatos debido a que se enfrentan a situaciones bastante molestas como el constante ruido de la pólvora, práctica que es la causa del estrés, miedo, pérdida de mascotas e incluso infartos.

Es importante tener en cuenta algunas recomendaciones para no exponer a nuestros fieles compañeros a estas situaciones tan molestas para ellos.

  • Colocar a tu perro o gato una placa de identificación, si es que aún no la posee, es fundamental. Especialmente aquellos animales que sufren y que además tienen acceso al exterior deben ir correctamente identificados por si llegaran a escapar.
  • El día de las fiestas aumentar su actividad física para que por la noche esté más cansado de lo habitual. Practicar obediencia, jugar con la pelota o ejercitarle de forma activa son algunas ideas.
  • No dejarlo atado ni solo ya que de la ansiedad puede ahorcarse.
  • Si quiere esconderse, déjalo. Puedes incluso preparar un “nido” en el que se sienta seguro y confortable. Algunos animales agradecen poder disfrutar de un lugar oscuro y alejado en el que puedan refugiarse.
  • Si están en un ambiente nuevo o desconocido para él, no dejarlo solo.
  • Si queda solo en casa, ponerle música y dejar sus juguetes favoritos cerca. Puedes incluso buscar algunos que combinen estimulación mental y comida, ya que así pasarán más tiempo entretenidos.
  • Si no tiene apetito no lo obligues a comer.
  • Desconectar las instalaciones navideñas cuando el animal esté solo.
  • Los tranquilizantes, relajantes y demás medicamentos naturales o no, TODOS deben ser suministrados bajo supervisión veterinaria.
  • La energía que tengas se la vas a transmitir a tu mejor amigo, por eso actúa normal, no te asustes, ni estés nervioso porque él lo está. Demuéstrale a tu mascota que no sucede nada malo.
  • Mantén puerta, balcón y ventanas cerradas, pues del miedo pueden escapar.
  • Si están en exterior, que no es recomendable, mantenerlo siempre con la correa y bien sujetado.

 

Cabe recordar que no solo los perros y gatos sufren a causa de la pólvora. Aves, caballos, insectos y otros animales de fauna silvestre como las ardillas y zarigüeyas  sufren mucho por las detonaciones, hasta el punto de llegar a morir.