COBAYA

Las cobayas también conocidas como conejillo de indias, son unos pequeños roedores nativos de Latinoamerica. Hoy en día es común verlas como mascotas por su pequeño tamaño y especial comportamiento.

Las cobayas son sociables, algo nerviosos, pueden alcanzar el kilo de peso y llegar a vivir entre 5 y 8 años. Se trata de una mascota que no requiere grandes espacios, complicados cuidados o una enorme cantidad de tiempo, por lo que es una opción perfecta si se quiere tener un animalito en casa pero no se quieren o pueden asumir las responsabilidades que implica tener un perro o un gato.

Se trata de animales diurnos, es decir, suelen dormir por la noche y estar activos durante el día. Una característica sumamente importante de las cobayas es que son animales sociables y deben estar en compañía de otros de su misma especie.

Emiten gritos agudos y un amplio repertorio de vocalizaciones para expresar temor, alarma o llamar la atención. Recibe también el apelativo de cuy por el particular sonido que emite.

Soportan bien el frío pero son muy sensibles a los golpes de calor y no deben exponerse al sol de forma prolongada. Tienen bastante tendencia a la obesidad. La grasa se acumula en la zona axilar y en el abdomen. En una cobaya obesa los riñones no se pueden palpar.

Existen diversas clases de cobayas que, generalmente, se distinguen por la longitud de su pelo así como por el tipo de pelaje que tienen. Existen cobayas de pelo corto, cobayas de pelo largo, cobayas de pelo rizado e incluso cobayas sin pelo. También podemos clasificar las cobayas según el color de su pelaje; encontramos cobayas unicolor, cobayas bicolor y cobayas tricolor. La cobaya americana es la cobaya ideal para tener como mascota si no tienes experiencia pues no necesita cuidados especiales del pelo como por ejemplo la cobaya coronet.

En cuanto a la alimentación de estas mascotas, hay que darles una vez al día una ración de verdura y de fruta fresca. También se le puede dar una ración de concentrado de buena calidad cada día. Debes tener en cuenta que las cobayas son animales de costumbres y agradecerán que sigas un horario para las comidas. Puedes darle la comida en dos momentos del día distintos, siempre a las mismas horas.

No debes descuidar su peso, podemos pesar a nuestra cobaya semanalmente en una báscula de cocina. De esta manera, podrás controlar el sobrepeso y te darás cuenta de si baja o sube de peso considerablemente, en ese caso, deberás llevarla a un veterinario.

Debido a que se popularizó su comercialización como mascotas de compañía, puedes encontrar cobayas para adopción, te recomendamos que esta sea siempre la primera opción; darle la oportunidad a una cobaya sin hogar.