ALIMENTACIÓN SIN CEREALES

Cada día es más común ver en el mercado comida para perro libre de cereales, esto basado en la idea  que los perros son descendientes de los lobos y ellos no comen cereales, por lo tanto no es recomendable que los perros lo hagan. Pero, ¿es esto cierto?

Si bien es cierto que el perro desciende del lobo, este ha evolucionado debido a su domesticación. Se han integrado varios cambios físicos y de comportamiento; entre los físicos encontramos procesos de digestión diferentes a los de los lobos.

Otra de las razones por la cual están “de moda” los alimentos sin cereales, es debido a las alergias e intolerancia al gluten. Esto en parte tiene su razón de ser, es cierto que hay perros que tienen intolerancia al gluten, pero también es cierto que no todos los perros deben evitar cereales. Estudios han demostrado que la evolución mencionada anteriormente permite a los perros asimilar en su organismo los carbohidratos complejos que los cereales contienen.

De hecho, desde que comenzaron la convivencia con los humanos, los perros se han alimentado de cereales a través de los concentrados y también de la dieta BARF.

Si todos los que creen que su perro es alérgico a los cereales, estuvieran en lo cierto, estaríamos ante una verdadera epidemia, algo que no ocurre en la realidad.

Aunque la alergia es una enfermedad frecuente, la mayoría de perros son alérgicos a factores ambientales, como el polen o los ácaros del polvo.

Se calcula que sólo un 10% de los perros alérgicos, tienen alergia de origen alimentario y de éstos, los alérgicos a los cereales son minoría.

Hoy en día vemos el mercado lleno de alimento para mascotas libre de granos, donde lo muestran como una gran ventaja, siendo un error pues los cereales también son necesarios para una complementar una dieta equilibrada. Los hidratos presentes en los cereales son denominados complejos, es decir que son naturales y tienen una fácil asimilación y digestión. Un perro con una dieta equilibrada y una actividad física regular puede mantener su peso y buena salud sin ningún problema, contrario a lo que se piensa, que los carbohidratos llevan a los perros a la obesidad.

Actualmente encontramos gran variedad de comida para perro, para todos los gustos y presupuestos, lo más importante es identificar cuál es la que necesita nuestra mascota, lo ideal sería con la ayuda de un veterinario o experto en nutrición canina.